¿Sabes cuándo comprar en kilogramos y en litros el gas LP?

Debe haber tenido la pregunta: ¿cuándo comprar por kilogramo y cuándo comprar por litro? ¡Te lo explicaré aquí!

Primero, debe entenderse que se trata de dos unidades de medida muy diferentes, un litro de gas no pesa un kilogramo y un kilogramo no contiene un litro. Es decir, no son equivalentes, y un litro equivale a 540 gramos de gas. ¿Cuándo usar cada uno ahora?

Litros:

Se utiliza cuando es necesario recargar gasolina en un tanque o gasolinera estacionaria. Puede comprobar si el litro es correcto en el contador de litros de la bomba de propano. Esto funciona exactamente como si tuviera que llenar tu coche con gasolina.

Puede ver cómo funciona el litros y su precio está basado en la cantidad solicitada al remitente. Asegúrese de que el contador de litros superior esté en cero para garantizar una clasificación adecuada.

Kilogramos:

en los cilindros de distintas capacidades, medidos en kg, pero los de 30 kg y 20 kg son los más habituales. Si no conoce el tamaño, puede ponerlo en el cilindro. El área suele estar marcada.

Recuerde que por el peso de gas licuado que compra, debe sumar este kilogramo al peso de tara (contenedor).

Proteger tu hogar, precauciones para fugas de Gas.

lomas-gas-protege-tu-hogar

Protege tu hogar con las siguientes  recomendaciones

Protege tu hogar, es preciso ser cuidadoso a la hora de utilizar esta fuente energética, está comprobado que la mayoría de los accidentes por gas están asociados a descuidos por parte de los afectados.

Las precauciones están focalizadas en evitar que se produzcan fugas de gas en lugares cerrados.Con el uso de aparatos de gas son necesarias las precauciones, sobre todo en lugares con poca ventilación.

Con la combustión del gas, la acumulación de monóxido de carbono en el ambiente puede resultar mortal.

Es fundamental usar dichos aparatos en lugares que cuenten con vías de ventilación para renovar el aire de modo permanente.

Recomendaciones para evitar fugas de gas

  1. Al menos una vez al año, pedir a un instalador autorizado que realice un mantenimiento de las instalaciones interiores y de los aparatos de gas.
  2.  Hacer una limpieza interna de estufas, cocinas y calentadores, para evitar la obstrucción en los conductos.
  3. Tener cuidado con la conexión del regulador a la bombona; es necesario verificar si este procedimiento fue correctamente realizado en su momento.
  4. Nunca utilizar en las conexiones algún tipo de mangueras que no sean las certificadas oficialmente en las conexiones, pues no tendrán la resistencia suficiente para instalaciones a gas.
  5. No utilizar nunca herramientas de filo, como cuchillos o tijeras, para retirar el sello de seguridad de las bombonas,   pueden dañarse y producirse fugas de gas.

Recomendaciones si se detecta olor a gas

  1. Inmediatamente abrir todas las puertas y ventanas que haya, para ventilar.
  2. Cerrar los mandos de los aparatos de gas
  3. Cerrar a continuación la llave de paso general
  4. No llevar a cabo ninguna acción que produzca chispas: no encender por ningún motivo la luz o cualquier aparato eléctrico.
  5. No realizar llamadas telefónicas, dado que los aparatos telefónicos actuales son electrónicos y pueden generar arcos de corriente y chispas.
  6. Después de haber ventilado, ponerse en contacto con profesionales que encuentren y reparen la fuga de gas.

Sácale provecho a tus ollas y cacerola

Ahorro de Gas el uso de ollas y cacerolas ya es algo que no debe de preocuparte

Ahorro de gas LP en casa es muy sencillo en el siguiente espacio te damos los puntos para generar un ahorro de gas considerable.

Mantener los quemadores limpios: Es muy importante el mantener los quemadores libres de grasa y de hollín. El que estén limpios y en buen estado hace que el calor fluya mejor, así se requiere menor gasto energético para lograr la potencia calorífica que deseamos. También debemos observar que la llama de nuestros quemadores sea de color azul, eso implica una correcta combustión del gas.

 

 

Cocinar con los recipientes adecuados: El material de los utensilios a la hora de cocinar es importante, en el gas tenemos la suerte que hay muchos donde escoger y eso lo distingue de otras cocinas, pero aún teniendo unas amplias posibilidades, hay materiales mejores conductores que otros. Por ello el material también implica un ahorro energético importante.

 

 

Escoger bien el tamaño de las cacerolas: Procura que las ollas y sartenes que se utilizan sean del mismo tamaño o un poco más grade que el quemador. Al colocar un utensilio muy pequeño el calor se desperdicia escapando la llama por los laterales. También es importante que los fondos de las ollas sean planos, se conduce mejor el calor y de forma más regular.

 

 

Tapar las cacerolas al cocinar: Tapar bien las ollas y sartenes durante el momento de cocción ayuda no solo a que se aproveche mejor el calor, si no que además conseguimos que los alimentos tengan un mejor sabor al ir haciéndose en su propio jugo y concentrándose más los aromas. Se cree que con esta medida se puede llegar a ahorrar hasta un 25% de energía.

 

 

Cocinar con olla a presión: Esta claro que todo sabe mejor cocinándose a fuego lento, pero en nuestro día a día para el ahorro, lo ideal sería cocinar en la olla exprés. La máxima de este tipo de ollas es más calor en menos tiempo. Así conseguimos preparar nuestros alimentos en muy poco tiempo con un gasto energético mucho menor. De media, una olla a presión permite ahorrar hasta un 50% de energía respecto al mismo plato cocinado en una olla normal.