12 Consejos para reducir el consumo de gas en el hogar.

horro con lomas gas y servigas

12 Consejos para reducir el consumo de gas

 

  1. Apagué el piloto de los artefactos que no utilices. Mantenerlos encendidos equivale aproximadamente al 5% del total de gas consumido en México.
  2. Prendé la calefacción inmediatamente después de ventilar una de las zonas de nuestro hogar.
  3. No exageres con la temperatura. Un valor razonable es de 20° C. Si bajás la temperatura en 2º C, puedes ahorrar hasta un 10% en el consumo de gas del calefactor.
  4.  Tus aparatos tienen termostato, úsalos para regular la temperatura de los ambientes. Si no, reduce la llama al mínimo o pon el aparato en piloto. Cierra puertas y ventanas para mantener caliente tu casa.
  5. Al bañarse utiliza solo el agua caliente que necesite.
  6. Regulé el boiler o el calentador de agua a una temperatura coherente.
  7. El boiler consume mucho más gas que el calentador de agua, sobre todo porque mantiene el agua caliente todo el tiempo. Lo mejor es tenerlo bien aislado y elegí modelos que estén hechos con productos aislantes.
  8. Al cocinar utilice un recipiente adecuada al tamaño de la hornilla de su estufa (si la llama sale, pierde calor).
  9. En la estufa disminuya la potencia de la flama en la estufa cuando tu comida alcance un punto de ebullición.
  10. No emplees el horno para calefacción. Es ineficiente y peligroso. Úsalo en forma mesurada porque consume la misma cantidad de gas que tres hornallas.
  11. A la hora de adquirir un boiler, calentador de agua, calefactor, estufa, caldera o cualquier otro aparato a gas, ten en cuenta dos cosas: que no sea demasiado grande para tus necesidades y que haga un uso eficiente de la energía.
  12. Si cuenta con calefacción a Gas LP, traté de encenderla sólo en ciertas épocas del año.

¿Qué tipo de ollas te ayudan a reducir el consumo de gas lp, a la hora de cocinar?

Reducir el consumo de Gas LP depende de que tipos de ollas usas

Por que al cocinar puedes reducir el consumo de Gas LP

A menudo pensamos que vamos a reducir el consumo de Gas LP en nuestro hogar con grandes cambios.

Sin embargo hoy LOMAS GAS te brinda una alternativa simple.

En esta oportunidad es importante, el ahorro está en lo que utilices en la cocina para preparar los alimentos.

Utiliza ollas de metal: (como acero inoxidable) en lugar de ollas de barro para cocinar. Los metales son buenos conductores de calor, a diferencia del barro o la arcilla.

Para que los alimentos se cocinen,, las ollas que están hechas de buenos conductores de calor.

Mantén brillantes las superficies exteriores de las ollas: Las superficies brillantes reflejan el calor (a través de la convección) en menor cantidad que las superficies pálidas o negras.

Tamaño: Usa una olla que sea lo suficientemente amplia como para cubrir la llama. Las llamas que se extienden más allá de la superficie de la olla producen calor que se escapa de ella. El calor que la olla y sus contenidos no absorben se desperdicia.

Mantén la olla tapada cuando sea posible: Si dejas la olla destapada, dejarás que el calor escape de forma más rápida que si la tapa estuviera puesta. El vapor que escapa también es una forma de pérdida de calor. Si atrapas este calor dentro de la olla, permitirás que los alimentos se cocinen con una llama más pequeña.

Utiliza una hornilla acorde a la olla que tengas: Muchas cocinas disponibles en el mercado no te permiten regular el tamaño de la llama a un nivel lo suficientemente bajo. Esto hace que quemes cantidades excesivas de gas innecesariamente.

Utiliza una olla a presión: Las ollas a presión son buenas para ahorrar energía porque cocinan los alimentos a alrededor de 125 grados Centígrados (dependiendo de la presión de la olla) mientras que las ollas comunes solo llegan a los 100 grados Centígrados (esto se debe a que están bajo los efectos de la presión atmosférica). Si cocinas a temperaturas más altas, entonces puedes ahorrar tiempo de cocción.