Consejos para prevenir accidentes por incendios y explosiones en el hogar.

Consejos para prevenir accidentes por incendios y explosiones en el hogar.

Consejos para prevenir accidentes por incendios y explosiones en el hogar.

Por que siempre tenemos que estar alerta

Dado que en el hogar es donde pasamos muchas horas a lo largo de nuestra vida, es allí donde también existen posibilidades de que surja algún accidente de cualquier tipo.
Sin embargo, no todos los miembros de la familia tienen las mismas posibilidades de sufrir un accidente. Hay dos colectivos de personas que son los que sufren accidentes con mayor frecuencia:

Los niños menores de cinco años.

Los ancianos mayores de sesenta y cinco años.

La edad y su situación en la vida les convierten por su ignorancia, despreocupación, debilidad y características mentales en los más indefensos y vulnerables. No obstante, los consejos que facilitamos son válidos para toda la familia. Es por esto que hoy les presentamos estos datos curiosos sobre cómo prevenir accidentes domésticos por incendios y explosiones.

Para que se inicie un incendio, sólo hace falta que se unan tres elementos que están siempre en el hogar:

  • Aire.
  • Combustible.
  • Foco de calor.

Combustibles:

  • Gaseosos: butano, propano, gas ciudad, sprays.
  • Líquidos: quitamanchas, pinturas, disolventes, aceites, lacas, alcoholes, etc.
  • Sólidos: tejidos, papel, cartón, plásticos, etc.

Cuando el combustible es gas, que se ha acumulado por fuga o similar, puede generar una fuerte explosión.

Focos de calor:

  • Poco peligrosos:chispas de los cebadores del tubo fluorescente o interruptores eléctricos, motores de aparatos eléctricos con escobillas, contactos o piezas móviles eléctricas.
  • Peligrosos:planchas eléctricas, radiadores de calefacción eléctrica, sobrecalentamiento en los cables de la instalación o aparatos eléctricos, etc.
  • Muy peligrosos:mecheros, cerillas, llamas de gas, colillas de cigarrillos, etc.

Sólo hace falta tener el descuido de aplicar un foco de calor suficiente a cualquiera de los combustibles para que se inicie un incendio.
Cómo prevenir los incendios o explosiones:
Cerillas-fumar: Apague perfectamente las cerillas y colillas de cigarrillos.

Coloque ceniceros adecuados en los lugares oportunos.

No fume en la cama.

Procure que los niños no utilicen cerillas o mecheros.

Electricidad: No sobrecargue los enchufes con demasiados aparatos.

Tenga cuidado especialmente con los de mucho consumo como radiadores, lavavajillas, lavadoras y planchas.

Empotre los hilos eléctricos y evite improvisar empalmes o usar cinta adhesiva para ello.

Utilice sólo fusibles o automáticos magnetotérmicos calibrados de acuerdo a su instalación.

Cualquier contacto flojo o mal contacto en una instalación eléctrica provoca calor.

Líquidos inflamables y sprays: Tenga sólo los líquidos inflamables que sean absolutamente necesarios y en la cantidad imprescindible.

Almacénelos en recipientes irrompibles con indicación de su contenido.

Utilice los líquidos inflamables y sprays sólo en lugares ventilados sin focos de calor próximos.

Gas: Haga revisar periódicamente su instalación por un inspector de la Compañía.

Revise y cambie periódicamente el tubo flexible de conexión de sus aparatos.

Normas generales de prevención:
No deje nada cocinando en el fuego ni aparatos eléctricos de gran consumo en marcha cuando abandone su domicilio.

Limpie periódicamente los filtros de la campana extractora de la cocina.

Evite las corrientes de aire en la cocina que pudieran apagar el gas especialmente si está usted en otra habitación.

Evite almacenar combustibles innecesarios en su casa, como ropa vieja, periódicos, pinturas, etc.

Haga revisar periódicamente la chimenea y caldera de calefacción.

En caso de fuga de gas no encienda ni apague luces; ventile al máximo posible y avise a la Compañía.

Nota olor a tostado, revise y localice el origen, puede tratarse de un sobrecalentamiento de la instalación eléctrica que originará un peligroso cortocircuito o un incendio.

Plan de emergencia:
Si el edificio en que vive no tiene escalera de emergencia vea la posibilidad de facilitar el acceso a la azotea de alguna de las casas vecinas.

Si el edificio donde vive no tiene protección por extintores, compre uno de 6 o más kilos de polvo antibrasa y colóquelo cerca de la puerta de entrada de su casa.

Pegue una etiqueta cerca de su teléfono con los números de emergencia de su localidad (Bomberos, Cruz Roja, Policía Local, Centro Médico, etc.).